logo

Un buen regalo: Conócete, acéptate, supérate.

Después del tiempo de Navidad y regalos, ahora toca dedicar un poquito de nuestra atención y pensar en un buen regalo para uno mismo. Todo se resume en una frase de hace ya mucho tiempo, del siglo IV “Conócete, acéptate y supérate” (S. Agustín). Son tres palabras que unidas adquieren un gran sentido y que si llevamos a la práctica pueden convertirse en el mejor regalo que podemos hacernos a nosotros mismos y por consiguiente a los que nos rodean.          

 Conócete: Hay muchas personas a las que resulta difícil conocerse, ponerle nombre a las cosas, a sus sentimientos, a las experiencias que vive, a su manera de ser.... Para ello es necesario pararse un rato, dedicarme un tiempo único y tranquilo en el que pueda preguntarme ¿quién soy yo? Soy alguien único, con mis fortalezas y debilidades, con mis zonas de luz y mis zonas de sombras, pero ese soy yo. Necesito saber cómo me manejo en el mundo, qué me pasa por dentro y sobre todo qué es aquello que me hace único y especial.

Acéptate: seguro que en más de una circunstancia alguien os ha dicho acéptate cómo eres pero la realidad es que eso no es tan fácil y más en el mundo en que vivimos. Un mundo en el que se nos piden cambios continuamente, que nos transmite que para ser feliz tenemos que conseguir cada vez más cosas y cosas diferentes. Todo eso lo convertimos en reproches incluso culpabilidades hacia uno mismo cuando no llegamos a lo que se supone que debemos ser, a lo que se supone que debemos conseguir, o cuando no llegamos a estar a la altura de nuestros sueños.

DSC 0105 2Un indicativo de que has empezado a aceptarte es cuando de verdad eres capaz de compartir lo que eres con la gente que quieres, cuando sacas a relucir todo lo que tienes dentro y te muestras con tus fortalezas y debilidades en el encuentro con el otro.  Y cuando esto ocurre podrás disfrutar del verdadero encuentro con tu pareja, tus hijos, tus amigos, tu familia…  desde tu propia esencia, desde tu verdadero ser. El verdadero encuentro y abrirse a los otros, saca lo mejor de ti. Este será otro regalo excepcional que puedes hacerte.

Y por último supérate. Desde este verdadero encuentro con uno mismo y con los demás, es desde donde puedo superarme. Hace que pueda mirarme desde otro punto de vista y darme a mí mismo un empujón para llegar más lejos. Busca la mejor versión de ti mismo y rompe las inercias del conformismo. Eres un privilegiado por lo que tienes pero vas a serlo más si consigues vivirlo como tal y disfrutarlo al máximo.

Son tiempos de regalos, de Navidad, pero estos regalos son para siempre y podemos tenerlos siempre que queramos con nosotros. Desde ahí nuestra felicidad estará más a nuestro alcance.

 

CONSULTA PSICOLOGÍA (Plaza Castilla- Chamartin- Montecarmelo)

NURIA NOMBELA

Cita previa: 678 417 209

Quiero ayudarte

¡Espero que podamos vernos pronto!